Los equipos pueden recibir hasta 120 toneladas/hora de R.S.U. previamente triturado, las balas se enfardan posteriormente con plástico film para conseguir un vertedero de alta densidad sin impacto ambiental.

Con un diseño simple y funcional: recepción de residuos, trituración primaria, embalado y vertedero en cola, la planta de “AGUAYPALOMA” ha solucionado el problema que suponía la disposición final de los residuos en la Isla.

La gama de prensas HTR diseñadas por FAES, con más de 100 unidades vendidas en todo el mundo, es el modelo ideal para este tipo de proyecto; la recepción y compactación del residuo en una cámara cerrada, el sistema de atado que usa fleje de poliéster, la alta densidad y el tamaño regular de las balas, dan como resultado: costes operativos más bajos, estabilidad en el almacenamiento y disposición posterior , una mayor longevidad de la vida del vertedero y una gran mejora de las condiciones sanitarias y medioambientales.